martes, 3 de febrero de 2009

Poder con perfume de mujer

Antipatía o aversión hacia algo o alguien cuyo mal se desea. Así define la palabra odio el Diccionario de la Real Academia Española. Y es esa sensación la que expresan muchas mujeres argentinas hacia la primera presidenta electa de la historia nacional. Cristina Fernández de Kirchner despierta sentimientos encontrados en el electorado femenino, casi sin término medio.

A Cristina se la critica por muchas cosas. El bótox es una de ellas. Y aun señoras que aceptarían hacerse una cirugía o ven con buenos ojos que la actriz del momento se haga un refreshing consideran inaceptable que una mujer en el sillón de Rivadavia modifique su apariencia. También se suman las joyas, la ropa o las carteras Louis Vuitton. Se duda de su título de abogada. Molesta su tono de voz al estilo “maestra ciruela”. Se dice que es soberbia o déspota. Y la lista sigue. La pregunta es cuántos de estos reproches tienen que ver con que Cristina K es mujer.

“A las mujeres se las mide con la sensibilidad y a los hombres se los mide desde lo racional. Entonces la gente se mete en la vida privada, en cómo se viste, en cómo habla, en si es machona o femenina. A los hombres eso no se les analiza, sino que se los mide por la participación política. Parece que nadie se acuerda cuando Carlos Menem usaba Armani o llevaba una peluquera en el avión”, explica Carmen Colazo, consultora en género y magíster en Sociología. “Es una paradoja irresoluble: quieren una mujer femenina, pero no entienden que lo femenino pueda tener poder.”


Nota: extracto de la nota "Cristina: criticada tú eres entre (casi) todas las mujeres" publicada en el diario Perfil del domingo. Qué críticas más parecidas a los chusmeríos de peluquería.




Audio con las criticadas frases de Cristina K, extraído del blog de JP Mansilla (para que no se enoje y me agregue al blogroll).

4 comentarios:

Diego dijo...

Mmm... que se yo, la mina siempre tuvo y tiene guita y está acostumbrada a esa vida. ¿Que le vamos a pedir, que se las de de pobre?
Y si... la guita molesta, sobre todo en un país en el que falta a millones. Si la tuviésemos... ¿cómo seríamos?

Interesante post.

Beso

Juanjo Domínguez dijo...

En general, hay una agresividad excesiva hacia ella. Y creo que no se la merece.

Anónimo dijo...

¿Será que la agresividad excesiva es por eso, por ser mujer? En un país con una clase media tan conservadora y misógina, la doble moral soporta perfectamente el asesinato, la corrupción, la pobreza, el analfabetismo, la muerte de niños, la fumigación que destruye al planeta, la invasión a Palestina... pero no soporta, de NINGUNA MANERA... una mujer culta, ni una mujer inteligente... y menos aún, mucho menos, una mujer presidente. Lo más grave es que quien menos lo soportan, son las mismas mujeres.

Colorita dijo...

Lore, me parece super interesante todo lo último en tu blog, especialmente lo relacionado a nuestra presidente.
Espero verte pronto entre una zamba y una chacarera...
Besotes!!