martes, 10 de febrero de 2009

Hola, mi huevoncito

Además de huevón, salió madruguero el chango, y en eso sí que no se parece a la tía. Nació hoy, a las 2.45, y me avisó otra vez por mensaje de texto. Sí, sí, nació Ulises, mi ahijado, el de los huevos bien puestos. Hola, mi huevoncito, hola y hasta prontito.

6 comentarios:

el Rafa dijo...

Felicitaciones!!!

Mario Caruso dijo...

Ya lo vas a notar: los sobrinos -para los que aún no tenemos hijos- son una ternura divina que te harán ver la vida de otra manera.
Al menos, así me pasó a mí (que también los tengo lejos).
Que lo disfrutes!

Horacio Gambarte dijo...

Felicitaciones, tía...!

Disco Stu (Juan Rovira) dijo...

Tía, miralo a los ojos y decile: "Brandy HUEVO Botote" ¡Felicidades!

Luli Casanova dijo...

Te felicito, Lore!!! nos llenan la vida, nos hacen seudo mamás permisivas, son los hijitos ideales, nos hacen reir cuando tenemos mil motivos para llorar. Los sobrinos... jamás hubiera pensado que los amaría tanto. Adelante con su huevoncito, a malcriarlo se ha dicho. Besos!

Pilar dijo...

Felicitaciones por el huevoncito,jajaja. Mi hijo le dice a su sobrino( mi nieto "bichito")Hermosa entrada. Besos.Pilar