martes, 13 de abril de 2010

Hay remedio

Los Mayas son (todavía los hay y mantienen muchas de sus costumbres, tradiciones y hasta su lengua) unos genios. Y entre algunos descubrimientos que hice en México, está el de su medicina, que todavía practican.

Así, por ejemplo, traen sus hijos al mundo en sus propias casas con una partera/curandera encargada de recibir al niño: la madre se pone en cuclillas, de espaldas a la partera y de frente a su marido (partícipe activo), quien la abraza de frente... como los partos humanizados, pero sin tanta alharaca ni tanta guita de por medio.

De la misma manera, usan sus propias medicinas, a base de plantas e insectos. Ni más ni menos que la misma base que utilizan los grandes laboratorios, pero llenándose los bolsillos y llevándose todos los méritos. Otro de los descubrimientos, tal como lo indica el cartel adjunto: los dientes de las arañas son utilizados para el dolor de testículos.

Sí, existe el remedio. ¡Y lo inventaron los Mayas!

Nota: Este post está dedicado a un cumpa que en las jodas de laburo se emborracha y revela... algunos traumas. Disculpen, pero no puedo dar más detalles al respecto.

5 comentarios:

Luli Casanova dijo...

jajajajajjaj me dejaste con la intriga, Lore!! Ahora... pobre tu cumpa si se deja morder los huevitos por la araña negra jajajaja. Beso grande.

Luli Casanova dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniela Rodriguez dijo...

y ahora queremos saber! Eso no se hace Licenciada.... Besotes

Juanjo Domínguez dijo...

¡Eh, amiga! Tantos años. ¿Cómo te ha ido por allá? Posteá, así te leo. Lo de las arañas para curar el dolor de huevos me dio cosita. Beso y abrazo.

Ulschmidt dijo...

tambien, salir a buscar una araña negra en esas circunstancias...