martes, 2 de septiembre de 2008

Pura coincidencia

Caricaturesco y divertido, pero con un desenlace que de repente pone la piel de gallina. Este corto experimental de Norman McLaren, llamado "Neighbours" (Vecinos), data de 1952, año en el que además ganó el Oscar por mejor animación. Una perfecta representación de la violencia y la guerra, mostrada de forma simple y hasta ridícula, pero no por eso menos perturbadora. Cualquier similitud con la realidad actual es pura coincidencia.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Nadie hace un comentario a un video tan bueno, tan actual?

Ramiro dijo...

Guau, impresionante. El final es terrible!

Anónimo dijo...

una muestra mas de que el egoismo es cosa de todos los dias desde hace muchos dias. Muy lindo blog, flaca. Salud! Atilio

Lorena Tapia Garzón dijo...

Atilio! Qué sorpresa! Espero verte seguido por acá. Lo más terrible del egoísmo es la violencia que desencadena. Ramiro: el final es loquísimo, terrible, pero lo mejor.
Besos!

andresnecochea dijo...

Una maza! El planteo se vuelca muy bien desde la puesta. No se dice una puta palabra que explique lo que sucede. Mierda estos gringos están un par de años luz adelantados, no? (hablo solo de materia audiovisual che) Y nosotros lo ponemos a Alterio que hable toda la película y explique de qué carajo se trata la historia ("La puta, que vale la pena estar vivo!") Este corto es tan contundente, que no hay nada más que decir. Qué se puede decir de esta obra? Un carajo, habla demasiado por sí misma. Excelente elección Lore.
Nota: sabían que McLaren hizo el sonido dibujando las líneas para el lector sobre la película, al costado de los fotogramas donde se encuentra la banda de sonido?. Una maza . . .

Jose dijo...

Ups! Me vive pasando... El del comentario de arriba soy yo