lunes, 29 de septiembre de 2008

Llanto sin remedio

“… ya no lloraba, pero sus ojos nunca más volverán a estar secos, que ése es el llanto que no tiene remedio, aquel fuego continuo que quema las lágrimas antes de que ellas puedan brotar y rodar por las mejillas”.

Nota: del libro El Evangelio según Jesucristo, de José Saramago.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

La medicina escasa,
la más insuficiente
es la de remediar la mente.
Y la locura pasa
risueña cuando engaña,
cual odio de la propia entraña.

Pedro Noli dijo...

Y ves que esta tristeza no puede ser,
que algo mejor tiene que haber,
algo por dónde salir a andar
Dale, Dolores, no llores.

Canción reconta mil sonada y comercial de Los Piojos, pero tan sencilla y directa que parece que te mira a los ojos cuando lo pide: "Dale, Dolores, no llores"

Lorena Tapia Garzón dijo...

Aunque distintas, altas canciones las dos... Gracias anónimo y Pedro por acercarlas!

¨ dijo...

mucha veces la bronca es un antidoto a la locura. y ya que estamos a punto de citar canciones, la rabia de silvio. creo que su pasaje habla de esa incandescencia de lo imposible.lagrimas, como solo las puede llorar el hijo que alejandra pizarnik no tuvo con clarice lispector.

(llegue por su nota en perfil en donde la acusan de pendeja. el mundo es barbaro, como si la edad fuera un argumento valido para discutir ideas.)

Lorena Tapia Garzón dijo...

De verdad que me halaga el pendeja, pa' que mentir. Gracias " por llegar hasta aquí.

Anónimo dijo...

No importa si las lagrimas recorren la mejilla, si mojan el rostro, o si simplemente nublan la vista...Si realmente lo que importa es que las lagrimas de tristeza desgarran el alma y anudan el corazon... y firman en el pecho que el dolor pasará a ser recuerdo, y el recuerdo la mejor cancion... Hoy yo te recuerdo...