lunes, 22 de junio de 2009

Calorcito humano

Que se viene el frío, pero qué calor. Que las ojotas se usan cada vez más tiempo. Que las botas, recién llegado el invierno, ya están de oferta en todas las vidrieras. Que para qué sacar el tapado ese tannn abrigado, si al final no lo voy a usar. La noche más larga del año llegó (¿llegó?), y con ella, como con cada inicio de estación, la simpática Colorita hizo su fiesta de recepción.

“La fiesta del calentamiento local”, la llamó. Y fue como cualquier otro encuentro entre amigos, música, bebida, instrumentos musicales, bromas, y demás. Pero con una temática distinta: reflexionar, desde el hacer, deshacer y no hacer cotidiano de cada uno, por qué se demora en llegar el frío en invierno. Hubo poesías, chistes, baile, juegos y hasta se prendió una especie de hoguera para que cada uno pueda quemar aquello que considera que hace (o no hace) y que perjudica a la llegada del frío.

El uso de bolsas de residuos, la no separación de la basura, fumar, dejar la computadora prendida sin usarla, el uso de focos que no son de bajo consumo… La lista sigue, claro. Y se extiende mucho más allá de las cerca de 30 personas que asistieron a la fiesta, y se cuela en cada uno de los 365 días del año, en cada comienzo de una estación nueva, en cada curva del andar cotidiano.

Hubo charlas, besos y abrazos con desconocidos. Hubo compartir un debate ausente en los boliches de moda. Hubo turrón que, como la garrapiñada, es un dulce para comer en invierno (no en nuestra Navidad, como lo adoptamos de la costumbre estadounidense), hubo canciones, hubo clima de frío, pero también hubo calorcito. Un calorcito bien humano.

7 comentarios:

Colorita dijo...

Nadie ha comentado mis fiestas con tanta categoría, creo que el artículo halaga la calidad humana que se ha juntado en La Serena!!
Beso grandote!

Caro

Diego dijo...

Muy bueno! Veo que seguís a tono con nuestras notas "ecologistas"...
Besos, Lore.
Diego.

Rodro dijo...

Habiendo leído esta crónica lamento más el no haber ido.

Bruno Cirnigliaro dijo...

Entiendo que nadie me conoce, pero che... pregunto: no me podrían haber invitado? Era capaz de viajar 1200 km para estar ahí. De esas cada vez hay menos. Que no se pierda la costumbre Lore.

Saludos!

Lorena Tapia Garzón dijo...

Bruno, estás invitado, la próxima es al inicio de la primavera! Yo te conozco, ¡cómo que no!

Dieeee, la próxima sale fiesta ecologista. ¡Es más lindo!

Colorita, ¡las fiestas van teniendo éxito! Aguante La Serena, es hermosa. Qué pena que Rodro no haya asistido...

Pedro Noli dijo...

Me hubiera ido con Camero ¡Ja!

Colorita dijo...

Insisto, lo hermoso de esas fiestas es poder encontrarse con gente bonita. Gentes bonitas: invitados todos!!
Atentis para la primavera...

La colores