martes, 2 de junio de 2009

La “rareza”

La “rareza”, claro, puede tener múltiples significados, según desde dónde se la mire, se la observe, se la sienta, se la perciba. La “rareza” es, de por sí, casi incierta, casi indescriptible, engorrosa y dubitativa. La “rareza” puede transformarse en sinónimo de incertidumbre, de caos, de malestar, de desazón, de comezón interno. Pero también puede asociarse a la belleza, a lo caótico pero lindo, a lo difuso pero con buena espina. La “rareza” es difícil de nombrar. La “rareza” es rara. La pucha si no es rara. Pero qué bonita es cuando hace cosquillitas en la panza.

4 comentarios:

Diego dijo...

Lindo el cosquilleo en la panza...
Besos.

((Cioran el pirata)) dijo...

En un mundo tan sistematizado y ordinario…YO brindo por la rareza EN TODAS SUS FORMAS….., la rareza me da curiosidad…y la curiosidad me mantiene despierto…
Que la rareza no resigne su condición.

Besos y saludos!

Mi persona dijo...

Además nos llama y a las curiosas como yo nos encanta perseguirlas. Si dan cosquillitas en la panza deben ser de las "rarezas" bonitas.
Besos Lore.

el Rafa dijo...

La rareza es maravillosa y casi siempre trae dicha. Los que somos raros la honramos cada día.
Beso.